Lilian estuvo dos meses en terapia y le ganó al COVID-19

Lilian Valiente tiene 58 años y estuvo dos meses en terapia intensiva del Hospital El Cruce dando batalla al COVID-19. Tiene 5 hijos es del barrio La Sirena de Florencio Varela. Hizo honor a su apellido venció a la enfermedad y se fue de alta para reencontrarse con su familia.

“Yo nací de vuelta”, con esta frase inicia la charla Lilian, que llegó acompañada por las kinesiólogas Carolina, Leticia y Mariana que todas las tardes la trasladaban de su habitación al patio para despejarse y tomar aire, como parte del proceso de sanación.

Esta mujer que trabajaba en su casa cocinando empanadas cortadas a cuchillo y milanesas de pollo como medio para ganarse la vida contrajo coronavirus. “Un mañana empecé a sentir muy mal, me dolía la espalada y tenía fiebre. Entonces mis hijos me llevaron a la guardia del  hospital Mi Pueblo y luego al UPA y de ahí vine a El Cruce y acá quedé internada. Dos meses en terapia intensiva con respirador sedada y hasta deliraba. Fue muy difícil todo lo que pasé. Me lo contaron los enfermeros porque yo no recuerdo nada de ese tiempo que estuve con respirador. Yo estaba muy mal pero gracias al equipo de salud de El Cruce salí adelante. Y también quiero agradecer a todos los vecinos que hicieron cadena de oración por mí”, manifestó Lilian.

Carolina Gosis, kinesióloga del HEC le sostiene la mano como lo hizo durante toda la internación. “Cuando conocí a Llilian estaba muy grave pero cuando me enteré que su apellido era Valiente dije esta señora tiene que salir adelante. Pero pasó por todas las situaciones mejoraba luego empeoraba. Y cuando empezó a ganarle a la enfermedad empecé a conocerla realmente y fue una paciente que le puso todo. No podía mover sus manos, ni sus piernas y de a poco fue progresando empezó a moverse como podía. Luego se pudo sentar y vino el proceso de sacar el respirador, que costó un montón y luego retirar la cánula. Pero Lilian lo fue logrando con mucha voluntad y siempre siendo muy valiente. Haciéndole honor a su apellido. Siempre a los pacientes que salen adelante les agradezco por darnos la esperanza de seguir peleando contra esta enfermedad que muchas veces nos tira muy abajo. Es un placer que Lilian se haya ido de alta”, sostuvo Carolina.