Trabajo del equipo de esófago del Hospital El Cruce

Tenía 14 años y padecía problemas para alimentarse, trastornos en la deglución, no podía comer, vomitaba, bajó de peso y le dolía el pecho. De repente su vida se había cambiado completamente. Todos los médicos que la habían visto le diagnosticaban ataques de pánico, anorexia. Así lo recuerda Vanesa, la madre de esta joven que realizó un largo camino. Hasta llegar al Hospital El Cruce en donde recibió la solución a su problema.

“Ella empezaba a comer y no podía tragar bien, comía muy poco y nadie nos sabía decir qué tenía. Poco a poco se fue encerrando, ya no salía con sus amigos porque no podía comer en ninguna fiesta o reunión que la invitaban, lo único que podía hacer era tomar líquido. Pasamos por un montón de médicos hasta que le hicieron una seriada y en ese momento le diagnosticaron acalasia”, explicó la madre de la paciente.

La acalasia esofágica o simplemente acalasia es una enfermedad en la cual el esófago se encuentra inhabilitado para llevar el alimento hacia el estómago.

La Dra. Rosa Ramos a cargo del equipo de esófago del HEC explicó, “el principal problema de la acalasia es la ausencia de relajación del esfínter esofágico inferior es decir el anillo que une el esófago y el estómago.  Se abre cuando el paciente come y se cierra cuando deja de hacerlo. En estos pacientes hay una alteración de la neurotransmisión entonces no relaja cuando el paciente come y queda en el esófago y no pasa al estómago. Y la segunda alteración es la ausencia de movimiento de la pared del esófago”, sostuvo la Dra. Ramos.

Camilia fue una de las pacientes que atendieron y que por medio de la cirugía encontró la solución al problema de varios años. Fue derivada el hospital Oller.

Al llegar a El Cruce la atendió la Dra. Ramos, “gracias a Dios encontramos a esta profesional. Porque ella nos dio esperanza, uno de los tantos médicos que habíamos visto incluso llegó a decirnos que mi hija podría vivir tan solo 20 años. Eso nos desbastó”, recuerda con emoción Vanesa.

“Rosa nos acompañó en todo el proceso de la enfermedad de Cami y nos dijo que había una solución mediante la cirugía. La operación salió muy bien y mi hija de a poco pudo volver a comer y ahora hace una vida totalmente normal siempre teniendo en cuenta las recomendaciones la doctora”, explicó.

El equipo de esófago del HEC  pertenece al servicio de Gastroenterología  y además de la Dra. Ramos también trabajan los Dres. Gustavo Cernadas y Nicolás Cattaneo. Allí se tratan los trastornos esofágicos, pacientes que tragan mal, que tienen dolor de pecho y acidez. Desde que funciona este consultorio ya atendieron a más de 70 pacientes y 40 personas ya fueron operadas por el equipo que encabeza el Dr. Gustavo Tachela.

 

 

 

 

Sobre Nosotros...

Teléfono: 011 4210-9000

Tu Opinion Nos Importa

©2021 Hospital El Cruce

Busqueda